¿Qué portada de rol os ha marcado más?

El otro día un farero planteó la siguiente pregunta, ¿Qué portada de rol os ha marcado más?. Os invitamos a que nos digáis cuál es para vosotros.

Esta ha sido la primera respuesta que hemos recibido. De nuestro actual presidente de la asociación.

Para mi la respuesta sin duda alguna es el Manual del Jugador de advanced dungeon and dragons. Pero para responder a esta pregunta tengo que remontarme muchos años atrás.

Si mi memoria no falla la primera vez que jugué estaba en el colegio, un amigo había traído un libro, según el cual debías crear un personaje a tu gusto, a quién le irían ocurriendo cosas dependiendo de la historia creada por otro jugador al que se llamaba director de juego (que no participaba directamente en la historia sino como una suerte de narrador) y las decisiones que tu tomaras, además los únicos elementos con los que hacer esto eran papel, lápiz y dados.

Evidentemente todo esto era demasiado abstracto para niños tan pequeños, sin embargo las posibilidades que planteaba eran infinitas y no pasó desapercibido para algunos de nosotros ( creo que de aquella época del colegio el único a quién no le pasó por alto fue a mi amigo Rafael Castaño ). Hoy podías ser un humilde campesino sobre el cual sobrevuela un aciago futuro y mañana ser un reputado sabio del que depende el destino de varias naciones, el único límite era la imaginación.

Pasados unos años acabamos decantándonos por el mundo de dragones y mazmorras, pero sólo teníamos la guía del dungeon master, y lo peor no era eso, sino que desconocíamos la existencia de otros libros que completaban al anterior. Esto se debía evidentemente a la época, todavía no había Internet, ni teléfonos ni tabletas inteligentes, tu único medio de información era una revista, perdón, la REVISTA DRAGÓN y una remota y lejana tienda llamada “La Cripta” a la cual era toda una aventura llegar, pues como he dicho éramos muy pequeños.

Esto hacía que nos diéramos cuenta que nos faltaba algo, las reglas parecían incompletas y no nos quedaba más remedio que acudir a reglas de la casa, el problemas era que cuando estas reglas servían para solucionar algo, en otros aspectos eran injustas y nos obligaban a estar cambiándolas constantemente para hacer unas reglas estables y definitivas (Ahora con las nuevas ediciones me doy cuenta que estábamos matando la imaginación, pero eso es otro debate ).

En este contexto fueron pasando los años hasta el inicio del segundo curso de instituto, en concreto 2ºB del Instituto Rio Verde. De aquellos años solo tengo buenos recuerdos. Eran los primeros días de septiembre y todavía no nos conocíamos mucho salvo aquellos que veníamos de haber compartido el año anterior, debió ser en un cambio de clase yo había llevado al insti algún libro y cambiándolo de sitio el chico que estaba sentado a mi lado lo reconoció, me preguntó si jugaba y eso dio paso a una conversación y acabamos jugando una partida inventada, in situ, de un solo jugador. (si hay alguna imprecisión José Labella Martínez podra corregirla). Y además él conocía porque no estaban completas las reglas, nos faltaba el Manual del Jugador. Los cielos se abrieron, el día tornase iluminado y un clamor de trompetas inundaron mis oídos. El misterio había sido revelado.

Lo mejor de todo, no fue esa revelación sino que gracias a eso hicimos grandes amigos, con el tiempo nos fuimos a estudiar a Granada y seguimos conociendo mucha mas gente, la mayoría de ellos son parte ahora de nuestras asociación y espero seguir construyendo historias junto a ellos. Por eso hoy que he sido presa de la nostalgia, a orillas del rio Delimbiyr entre Baldur`s Gate y Waterdeep en La Dama de la Fortuna, quiero alzar mi copa y brindar.

Por los que cayeron antes que nosotros.

“Hemos forjado vínculos que sólo se contraen en combate, entre soldados hermanados en la batalla”
BAND OF BROTHERS

Dedicado a: Todos los miembros de la Asociación El Faro de Oghma.

Menú